Canal RSS

Nidos con salsa de tomate

Publicado en

La receta de hoy es bien sencilla, seguro que todos sabemos hacerla. Pero también tiene que haber sitio aquí para las recetas más sencillas y usando cosas de la cesta. En lugar de cebolla vamos a usar las cebolletas.

Ingredientes:

– 250 gr. de tallarines (yo he usado nidos de espinacas). Comprobad que sean sin huevo.
– 400-500 gr. de tomate triturado.
– 1/2 vaso de soja texturizada fina (barata y fácil de encontrar).
– 6-8 cebolletas.
– 2-4 dientes de ajo (yo no tenía y no le eché, pero quedaría mejor así)
– Aceite de oliva.
– Sal, pimienta, orégano, albahaca.
– Una pizca de azúcar.
– Levadura de cerveza (opcional).

Preparación:
Antes de hacer la pasta, empecemos por la salsa.

Se lavan y se cortan finas las cebolletas. Se cortan también los ajos.

Se pone una sartén (que sea honda), olla o cazo con aceite de oliva a calentar a fuego medio, se le añaden los ajos y enseguida la cebolleta, para que no se quemen. Remover para evitar también que se queme.

Cuando la cebolla esté dorada, añadimos la carne picada (lapsus) soja texturizada y la freímos un poco. Añadimos el tomate y subimos un poco el fuego hasta que empiece a hervir, removiendo a menudo. Se añade la sal y la pimienta (al gusto), el orégano y albahaca, y lo podemos poner a fuego medio-lento durante 35-45 minutos. Muy importante, si no queréis que toda la cocina se manche de tomate, hay que poner la tapa la sartén o lo que usemos. Pero hay que remover de vez en cuando. Probamos para ver si hay que corregir de sal, y añadir una cucharadita rasa de azúcar. Mezclar bien y volver a probar. Probar es la única forma que tenemos de saber si está bien. Eso sí, la cuchara que chupáis no la volváis a meter.

Miramos el tiempo de cocción de la pasta, para esto suele ser 8-10 minutos. Y si queremos que la pasta y la salsa acabe más o menos a la vez, calcular a partir de esto.

Se pone la olla (tapada) con agua a calentar, cuando empiece a hervir se le añade un buen puñado de sal marina gruesa y se mete la pasta.

La pasta también es importante moverla para que no se pegue al fondo ni se apelmace.

Cuando la pasta esté al gusto (a mí me gusta al dente) escurrir rápidamente.

Un pequeño briconsejo que me enseñaron unos amigos italianos, cuando vayáis a escurrir en el fregadero, abrid un poco el grifo con agua fría (pero que no caiga sobre la pasta) para que no quemen las cañerías con el agua hirviendo.

Con la pasta en el escurridor añadir una cucharada de aceite de oliva a la olla y meter otra vez la pasta y remover, para evitar que se pegue.

Se sirve la pasta en el plato y añadir la salsa. Si te gusta la levadura de cerveza, se puede espolvorear sobre la pasta como se haría con queso en polvo.

¡Listo para comer!

Anuncios

»

  1. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos la carne picada y la freímos un poco. ¿Carne?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: