Canal RSS

Papas al horno

Publicado en

Es tan sabrosona en todo momento, la fécula siempre es un buen alimento….

Con las papas ecológicas de esta cesta decidí hacer una fuente de papas asadas al horno. Son pequeñitas, así que no necesitaron mucho tiempo. Quería acompañarlas de setas, pero como no tenía (espero que pronto las cestas tengan seticas ricas…) pues usé setas de bolsa, de las congeladas, que no son iguales pero me sirven para quitarme el antojo.
Un amigo experto micólogo dice que las setas no aportan nada al organismo, yo he leído que aportan vitaminas del grupo B. En concreto, destaca su aporte de vitaminas B2 y B3, además de ser fuente de algunos minerales como yodo, potasio y fósforo, y contienen una sustancia que favorece la absorción de calcio y fósforo. Apenas tienen calorías ni grasas. Y están buenísimas.

Y después de esta apología de las setas, sigo con mis papas:
Las papas son un alimento muy saludable. Tres cuartas partes de la patata es agua, es rica en proteínas y vitaminas C y B y potasio, además su cantidad de grasa es baja. También aportan fibra y no tiene nada de sodio, por lo que son buenas para dietas bajas en sal.
Tendemos a creer que las patatas engordan mucho, pero todo depende de cómo se cocinen. La patata no contiene grasa excepto si se fríe, proceso por el que se elimina agua a través del vapor y se absorbe grasa del medio. La cantidad de grasa depende de la variedad de la patata, tamaño de los trozos, temperatura del medio y tipo de aceite utilizado. A mayor temperatura y trozos mayores, menor es la grasa absorbida. En general, al freír la patata se aporta un 5-25% de grasa, por ello se recomienda cocinar las patatas con métodos sencillos que no aporten tanta grasa a nuestra dieta.
Las patatas con menos calorías son al vapor, hervidas, o mejor aún al horno con piel ya que además de no recibir materia grasa, conserva todas sus propiedades nutritivas.

Así que mis papas al horno son una rica fuente de hidratos de carbono y proteínas con 0% de grasa.

El procedimiento es tan sencillo como lavar las papas con piel, pincharlas con un cuchillo, ponerlas en la rejilla del horno y dejarlas 30-35 min a 220º (esto variará en función del tamaño de la papa). Se pinchan para saber si ya están listas.
Cuando están hechas se observa la piel arrugada y luego es muy fácil de retirar.

En la foto observáis sólo unas pocas, las que quedaron después de que veganojosa se comiera el resto….

Pues hala, a disfrutar de vuestras patatas mientras escucháis esta maravillosa canción homenaje:

La Patata – La Trinca

Anuncios

Un comentario »

  1. donde has comprado la rejilla para freir patatas???

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: